Friday, May 20, 2005

Dos o tres cosas que sé sobre ella

No me quiere
No le gusto
No lo sabe
(bueno, eso no lo sé)

13 Comments:

Anonymous Anonymous said...

esta con otro, y este le da lo que tu nunca le prodrias hacer sentir. tonta.perdon tonto, jajajajajajaja.

6:59 AM

 
Anonymous Helena said...

Y todo eso lo sabes por qué se lo has preguntado o por qué eres muy listo...;)
Besos.Adiós.

8:19 AM

 
Anonymous Helena said...

La que va de lista en el comentario anterior soy yo...bueno imagino qué ya lo sabías...
Besos.Adiós.

8:23 AM

 
Anonymous Anonymous said...

si que que lo sabia, eres mi fan nº 1, aunque para mi una mas, otra perrita en celo.

1:05 PM

 
Blogger El misionero said...

No me refería a ti, admirado usuario anónimo.
helena, hay cosas que se saben así como así. Por ejemplo, ¿A qué saben las nubes?

1:32 PM

 
Anonymous Anonymous said...

a ella, de sabo, los demas no los conoce.

1:39 PM

 
Blogger Stirner said...

Me fascina saber que puede empujar a alguien, escudándose en el anonimato, a insultar o menospreciar a los demás porqué sí.

Supongo que será algún sentimiento de frustración, una baja autoestima o algún tipo de complejo post-edípico no sublimado.

2:52 AM

 
Anonymous Helena said...

Igual si te atreves a preguntárselo hasta te puede explicar ella a qué saben las nubes...
Besos.Adiós.

2:58 AM

 
Anonymous Anonymous said...

stiner, el psicologo argentino, seguro que eres de los que dice: ¡¡¡¡vos sos relinda!!!! para poder meterla en caleinte.......

3:05 AM

 
Blogger El misionero said...

Los comentarios estos son para hacerme la pelota a mi y punto. No creo en la censura y no la voy a ejercer por tanto. Pero creo que éste no es sitio para ciertas cosas.

6:21 PM

 
Blogger Hugo said...

¿Qué nivel de patetismo puede alcanzar alguien para encontrar diversión en la mofa burda y cobarde?
Y encima pretende burlarse de otros.
Por si faltaban argumentos para el aborto...

8:21 AM

 
Anonymous Anonymous said...

papa le dijo a mama.

11:40 PM

 
Blogger inwit said...

Diablos, un troll ha llegado a tu blog...

Yo tuve uno, y le quería, pero de ácido que era debió de consumirse en un charquito pequeño. El mío se llamaba "lahiena", y aún hay días en que lo recuerdo con afecto y preocupación.

¿Has pensado que puede ser CUALQUIER PERSONA? Incluso tu profesor de latín o Ratzinger o ... humm esta línea argumental me lleva a terrenos húmedos y escurridizos: la voy a abandonar. Saludos!

(yo no soy, prometido-prometido, palabrita de niño ezú, por estas que me maten)

11:41 AM

 

Post a Comment

<< Home