Wednesday, August 25, 2004

Un ejemplo

Sonetto (y Ronaldinho)


Estuve cerca de donar mi calma
pero perdí el sitio en la partida
lavé con mi color aquella herida
y en Cannes no le dediqué la Palma

una sevillana me dijo mi alma
una tadtamuda ezcucha y mida
yo que en la vuelta venía tan de ida
la confundí con la Hayek, la Salma

bailé con ella y hasta la merienda
no competí en ninguna olimpiada
luego sin venir a cuento va el hada

y me deja sin coche, sin vivienda
sin marsupiales, sin fruta, sin cama
y aún dice mi abogado que ella me ama.

1 Comments:

Blogger David Franco Monthiel said...

joddeeeeeeeeeeeeer SEÑOR ORTEGA QUE BUENO
ke kabrón.

7:32 AM

 

Post a Comment

<< Home