Monday, May 26, 2008

Otra vez Indiana Jones

Publicado en www.cinestrenos.com

De héroes y tumbas
Por Manuel Ortega

Cuando uno entra a ver una película Indiana Jones sabe a ciencia cierta que va a salir igual que entró o parecido. Eso no es un achaque ni tiene nada que ver con que sea malo, pero tampoco se puede tomar como una ventaja ni como algo digno de alabar. Se supone que es un entretenimiento standard para toda la familia pero a mi ni de pequeño ni ahora (ni a mi familia creo que tampoco) me ha entretenido lo más mínimo lo prefabricado, lo esperable y lo socialmente aceptado como entretenido. Si a eso le sumamos que esta última producción de Lucas & Spielberg es también la última en lo tocante a niveles artísticos fundamentados en lo meramente cinematográfico, pues mal asunto.

Pero debemos creer en los héroes más que en las tumbas y por eso comprendo (e incluso disfruto o acepto) que acercarse a la última aventura del tío del látigo tiene algo de tierno e infantil, algo de melancólico reencuentro con lo que fuimos cuando Los goonies y El club de los cinco eran un espejo improbable colocado a tantos kilómetros de distancia como días hace de eso. La última aventura de la AVENTURA es el retrato de nuestra cotidianidad pero con el color, la forma y el sabor de los ochenta (porque ésta película es tan ochenta como los pantalones nevados, los Castellanos sin calcetines o el pelo cardado). Por eso uno intenta verla con ojos cómplices o acaso con esos ojos nuevos que gastábamos mientras descubríamos las nuevas películas en el vídeo comunitario. Pero es que nos lo han puesto muy difícil.

Aparte del valor añadido por la mítica, la estética o la óptica, Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal es un refrito de condimentos rancios que se repiten sin solución de continuidad, un artefacto más preocupado por intentar dar otra voltereta que por asegurarse que hay alguien mirando a lo que se muestra. Un espectáculo aquejado de la desigualdad de una primera parte interesante y ágil y una segunda mitad que deja mucho que desear en su empeño de convertirse en una montaña soviética en un parque de atracciones viejas. Todo lo que Spielberg ha logrado en estos últimos espléndidos años (un cine casi perfecto en fondo, forma y en fondo y forma) quedan a merced de la infantilización contumaz de un George Lucas que sigue transformando en nimiedad inflada todo lo que toca. Hay momentos realmentes vergonzantes como todos los referentes al personaje de Karen Allen y de John Hurt, (este último parece estar más en una parodia estilo Condemor que en la película en la que está), hay diálogos autorreferenciales innecesarios, guiños a fans tuertos y toda una parafernalia continuista que nos enseña más al héroe empecinado e infalible que a la tumba de una saga que no da para más. Ni tristemente, para menos.

3 Comments:

Anonymous borja said...

Me has matao. Supongo que la veré porque soy/estoy cabezón, pero entre este (gran) artículo y los consejos de un amigo, estoy por ahorcarme con el mismo látigo de Indiana Jones. El capitalismo parece empeñado cada vez más en pasarme mi/nuestra infancia por los huevos...

10:30 AM

 
Blogger totito said...

Querido camarada:
He caido ante el latigo del indiano y me ha arrastrado a la gran sala de las carabelas del expacio exterior. ¿Las otras eran tan asín como estas? por si acaso ya nunca las veré más.
¿Nos vemos el viernes en la puerta de la caseta despues de rodar algunos escalones y antes de bailar sobre un coche?

5:51 PM

 
Anonymous Brocense said...

Pues si ha sido una decepción tanto para fans como para aficionados al cine. Secuancias excesivamente largas que desenvocan en un previsible final de escena. Un montaje cochambroso, unas situaciones absurdas que causan más llanto que risa...en definitiva es un bodrio desde que aparece en escena el chiquillo.
Lo único salvable además de sus primeros minutos (que tampoco es para tirar cohetes con tanto perro de las praderas por ordenador) es Harrison Ford, que parece haber mantenido al personaje en formol, cosa de muy agradecer.

10:04 AM

 

Post a Comment

<< Home