Sunday, May 08, 2005

La razón para seguir

(1)
Mirar y ver y aprender que en esa cara está la vida
Este es el despacho de mi jefe, esa es tu lengua y mi vida

(2)
Mirar y ver y aprender, en esa sonrisa cabe el mundo,
este es el muñeco que dice como está mi vida
(un muñeco de esos que yo digo que dicen como está mi vida),
tú eres mi mundo, mis trizas, muñeca
Ella sonríe y le da cuerda a todas las pilas.

(3)
Me pongo nervioso, miro a otro lado, le toco el brazo
La energía, el big band, el big ben es ella la que marca
Celebro el gol como si nada importara todo,
las reglas, el sentido, la vida, están en una muñeca.

(4)
Yo me pierdo en bares, en libertidos divertinajes.
Chicos nos vamos, mira tú por donde y ahora
que yo aprendía y veía y miraba.
Vamos a coger el metro, el 5
Ok, yo me voy a coger una borrachera.

(6)
De ella no sé nada al día de hoy
Sólo que en su cara está el mundo
para los que amamos el espacio interior.

(7)
de abril del año en curso

3 Comments:

Anonymous Helena said...

Ya sabes que me gustan tus poemas, pero ten cuidado protegete el alma te veo enamorado...;)Y qué sigas por mucho tiempo más...
Besos.Adiós.

2:40 PM

 
Blogger El misionero said...

Tranquila, mi alma está desprotegida ya que no tiene ningún fin ni ningún medio.Le di a elegir y me comentó que no quería hacer la comunión. Allá ella con los limbo y las purgas que allí se estilan.

Estoy hipersensible, que es casi lo mismo que hipemercado o hiperactivos. No confundas realidad y ficción. Soy un Quijote atrapado en la panza de Sancho.

Y no soy ni un truhán ni un señor. Por regla de tres.

9:50 PM

 
Anonymous Helena said...

Hasta Sancho tenía alma...o ¿acaso lo dudas?...
Besos.Adiós.

11:21 AM

 

Post a Comment

<< Home